G-I

  • Valoración:
  • Actualmente 3/5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Gases intestinales

Acumulación de gas en el interior del intestino o del estómago y que suelen expulsarse por el ano o por la boca.

Este gas expulsado se forma por el aire ingerido con los alimentos y por la fermentación de los alimentos que no se han digerido del todo en el intestino grueso.

En el bebé. Los gases intestinales suelen ser habituales en el bebé e incluso puede que llore y se queje. De todos modos, si no se observa ninguna otra anomalía y las heces son normales y el peso aumenta con regularidad no deben preocuparnos demasiado. Si el médico lo aconseja, es posible que haya que controlar ciertos alimentos como la harina, féculas y el azúcar, ya que producen una fermentación excesiva. Con el tiempo, los gases desaparecerán sin más tratamiento.

En los niños de 2 años y mayores, los gases intestinales suelen deberse a un estreñimiento. En estos casos, los gases se forman porque las heces están más tiempo del conveniente en el intestino y acaban fermentando, lo que conlleva la formación de gases.
Para reducir el estreñimiento, es conveniente dar al niño una dieta basada en verduras, fruta y agua en abundancia. Paralelamente, hay que comprobar si en el colegio se aguanta las ganas de ir al servicio, porque este comportamiento favorece el estreñimiento. En caso de que el estreñimiento persiste, hay que hablar con el médico.

Véase: Colon irritable, Véase: Dolor de abdomen

© Larousse Editorial S.L.

Buscar un nuevo término en el dicionario

facebooktwitteryoutube