Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Fontanelas

Conjunto de separaciones entre los huesos del cráneo del bebé que están rellenas de un tejido de consistencia membranosa y flexible.

CrecerFeliz.es
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir

Se observan en el primer año y se osifican progresivamente hasta que entre los meses 12 y 18 ya están completamente solidificadas.

La fontanela anterior tiene la forma de un rombo de unos 2,5 cm y se halla en la parte alta del cráneo, detrás de la frente. Es lo suficientemente flexible y elástica como para permitir apreciar los latidos de la circulación cuando se pone la mano encima con suavidad. A pesar de lo que parece, es una región lo suficientemente resistente como para que los padres no deben tener miedo de producirle daño o algún tipo de lesión.

La fontanela anterior presenta a veces anomalías que deben alertar a los padres. Se tensa a menudo cuando el bebé grita; sin embargo, si la tensión persiste cuando está tranquilo y, sobre todo, si la fontanela se abomba, hay que consultar enseguida con el médico. Si, por el contrario, la fontanela está un poco hundida con respecto a la curvatura general del cráneo y el bebé tiene algún trastorno coincidente, como diarreas o problemas digestivos, se puede sospechar que padece una deshidratación; en estos casos, también hay que consultar al médico.

Si la fontanela anterior del bebé todavía no se ha cerrado a los 2 años, puede ser síntoma de falta de vitamina D.

La fontanela posterior se halla en la parte trasera del cráneo, es bastante pequeña (0,6 cm de diámetro), y suele tener la forma de un triángulo. Se cierra a los 2 meses de vida, aproximadamente.

© Larousse Editorial S.L.

Keywords: Fontanelas | Categoría: Salud

Publicidad

Ver más articulos