Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Diarrea aguda del lactante

Diarrea de tipo agudo propio del lactante y que se traduce en una mayor frecuencia de las deposiciones, una consistencia inhabitual de las heces (blandas, mal moldeadas, grumosas, mezcladas con trozos de comida o claramente líquidas y con un olor nauseabundo), fiebre en el bebé y dolor de abdomen.

CrecerFeliz.es
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir

La causa hay que buscarla normalmente en alguna infección vírica que irrite el tubo digestivo. En general los síntomas son las propias diarreas, el cambio de humos del niño, la presencia de náuseas y vómitos. Ante estos síntomas hay que estar alerta ante el riesgo de deshidratación y, por lo tanto, habrá que consultar al médico y aplicar el tratamiento adecuado.

En primer lugar, si el bebé se alimenta con biberón es sustituir inmediatamente la leche maternizada y si se alimenta de leche materna, lo mejor es consultar al médico.

En segundo lugar hay que impedir que el lactante se deshidrate. Lo mejor es darle pequeñas cantidades de una solución de rehidratación que se vende en farmacias con las que aportaremos agua y las sales minerales imprescindibles para el equilibrio hidrosalino del niño. Si el bebé ya tiene 5 o 6 meses de edad se le puede dar de comer un poco de manzana cruda rallada, plátano machacado, arroz o membrillo. Por regla general, al cabo de dos o tres días el bebé podrá volver a tomar leche, a medida que la diarrea desaparece poco a poco.

Si el bebé tiene mucha fiebre, el médico recetará medicamentos para bajar la temperatura. Los antibióticos no suelen estar indicados, salvo para las diarreas de origen bacteriano en niños más mayores.

Véase: Cólico del lactante, Gases intestinales, Heces, análisis de las

© Larousse Editorial S.L.

Keywords: Diarrea aguda del lactante | Categoría: Salud

Publicidad

Ver más articulos