Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Coma

Estado de pérdida de la conciencia cuya gravedad depende de la profundidad o intensidad en que se produzca. En general, el cuerpo no reacciona a los estímulos externos (gritos, pellizcos) y, en ciertos casos, es incapaz de mantener las funciones vitales (por ejemplo, la respiración).

CrecerFeliz.es
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir

Las causas pueden ser de muy diversa índole: intoxicaciones de tóxicos como el alcohol, anomalías metabólicas (hipoglucemia, hiperglucemia, etc.), enfermedades del sistema nervioso, hipoxias o incluso traumatismos severos.

Hay diferentes tipos de coma: el de grado I corresponde a una pérdida de la percepción de la realidad, con agitación; el habla es confusa, pero la persona no está inconsciente.

En el coma de grado II, la persona parece sumida en un sueño profundo y las reacciones a los estímulos son confusas e inadaptadas.

En el coma de grado III, la persona no reacciona a ningún estímulo sensorial (tacto, ruido), no tiene reflejos y sus funciones vegetativas (respiración, circulación de la sangre) se mantienen con dificultad.

En el coma más profundo, de grado IV (llamado coma sobrepasado), la persona sólo puede sobrevivir si está conectada a un sistema de reanimación. Cuando el coma sobrepasado dura más de un día, se habla de muerte cerebral, ya que el electroencefalograma (curva que refleja la actividad del cerebro) permanece plano.

En el caso de los niños que presenten cualquiera de estos tipos de trastornos de la conciencia hay que llamar enseguida al servicio de urgencias del hospital más cercano para que un equipo médico se haga cargo de él en el plazo más corto posible.

Véase: Caídas

© Larousse Editorial S.L.

Keywords: Coma | Categoría: Salud

Publicidad

A-C
Ver más articulos