Crecer feliz.es
Buscador
Imprimir
Enviar
Twitter
Facebook
GooglePlus

Anginas

Inflamación de las amígdalas y, generalmente, al velo del paladar y la faringe a causa de una infección de virus o bacterias.

CrecerFeliz.es

Los síntomas más frecuentes son: fiebre y notable dificultad para tragar a causa de la inflamación de las amígdalas. Éstas suelen aumentar de volumen, estar más sensibles, presentar un enrojecimiento general y/o manchas blancas. Se dice que las anginas son eritematosas si la garganta está enrojecida y pultáceas si presenta un punteado blanco sobre un fondo rojo.

Dado el riesgo de un origen bacteriano de las anginas, el médico puede recetar sistemáticamente un tratamiento antibiótico, aunque algunos prefieren limitar este tratamiento a los casos anginas pultáceas y no lo prescriben cuando sospechan que el origen es vírico.

Las anginas víricas son el tipo más frecuente, ya que afectan a casi todos los niños, a partir de los 2 años. El organismo del niño debe aprender a defenderse contra los virus. La infección evoluciona espontáneamente hacia la curación y todos los síntomas desaparecen al cabo de una semana.

Las anginas bacterianas están provocadas, principalmente, por una bacteria, que es el responsable de un tipo de reumatismo articular agudo o una enfermedad inflamatoria de los riñones (glomerulonefritis). Es por ello que debe aplicarse un tratamiento antibiótico ante cualquier tipo de anginas.

Si el niño presenta anginas de repetición y las amígdalas han aumentado mucho de volumen y le impiden respirar bien, el médico prolongará el tratamiento antibiótico y, en algunos casos, propondrá la ablación de las amígdalas (amigdalectomía).

Véase: Mononucleosis infecciosa

© Larousse Editorial S.L.

Keywords: Anginas | Categoría: Salud

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook