Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Toxicomanía y embarazo

El consumo de drogas durante el embarazo no sólo es perjudicial para la mujer si no, especialmente para el feto. Los efectos de las drogas en el feto son muy importantes y tienen un efecto a corto, medio y largo plazo.

CrecerFeliz.es
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir

Por ejemplo, los efectos en los bebés son un retraso más o menos severo en su crecimiento, problemas varios en algunos de sus órganos, aparición de ciertos rasgos inusuales, retraso mental, algunas malformaciones cardíacas, cerebrales, intestinales o renales, entre otros. La mayoría de estos trastornos requieren tratamientos largos y severos que incluso hacen necesario pasar por tratamientos quirúrgicos.

Además de estos diferentes efectos, el embarazo de las mujeres toxicómanas a menudo es de difícil control, dado que en algunos casos se niegan a visitar al médico. Además, pueden añadirse otras afecciones asociadas a la toxicomanía: sida, hepatitis B o C, o malnutrición. Un embarazo bien controlado, incluso en este contexto, evitaría muchas complicaciones para la madre y el hijo.

Las drogas más usuales son:

  • La heroína. Comporta un aumento de los partos prematuros y de los retrasos del crecimiento intrauterino. El síndrome de destete de los niños hijos de madres heroinómanas en general es grave, y suele ser necesario recetar al niño drogas de sustitución.
  • La cocaína y el crack. El consumo de estas drogas comportaría un aumento de los abortos espontáneos y de los hematomas retroplacentarios.
  • El cannabis y la marihuana. Al parecer, tiene efectos en el embarazo y en el hijo, similares a los del tabaco, aunque ello no está demostrado.
  • El LSD. Sería responsable de un índice creciente de malformaciones de los miembros cuando la madre consume este producto durante los primeros meses de embarazo.
  • El éxtasis. No se conocen bien los riesgos, pero serían parecidos a los de las anfetaminas, con riesgo de muerte fetal in útero y de anomalías congénitas (corazón, músculos y esqueleto).
  • Los medicamentos psicotrópicos. Puede darse un síndrome de destete en caso de utilización importante de medicamentos que actúan sobre el psiquismo, empleados en el marco de un tratamiento o como automedicación. Al nacer, el niño al principio está soñoliento y más tarde presenta un intenso estado de agitación.

© Larousse Editorial S.L.

Publicidad

Ver más articulos