Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Sufrimiento fetal

Padecimiento agudo o crónico que sufre el feto a lo largo del embarazo o durante del parto a causa de la disminución del grado de oxigenación y/o alimentación.

CrecerFeliz.es
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir

El sufrimiento fetal crónico generalmente deriva de un retraso del crecimiento intrauterino y la causa puede estar originado por la madre (en casos de desnutrición severa), por el estado de la placenta (en casos de falta de irrigación durante una preeclampsia, por ejemplo) o por el estado del feto, como malformaciones, anomalías funcionales, etc.

En los casos en los que el sufrimiento fetal crónico es importante puede obligar a interrumpir el embarazo antes de los 9 meses.

El sufrimiento fetal agudo generalmente aparece durante el parto. Las causas pueden ser múltiples: compresión del cordón (procidencia), desprendimiento de la placenta o hipertonía del útero, entre otros factores. Los síntomas son la disminución del ritmo cardíaco del feto y, a veces, la evacuación demasiado pronto del meconio del intestino del feto en el líquido amniótico.

Como la presencia de anomalías en el ritmo cardíaco del feto no significa obligatoriamente que exista un sufrimiento fetal, es necesario realizar otro examen: el del pH del cuero cabelludo mediante un análisis de la sangre del feto que se extrae por vía vaginal o la oximetría del pulso fetal donde se controla la oxigenación del feto gracias a un sensor colocado en contacto con su piel.

Un sufrimiento fetal justifica, pues, el acelerar el nacimiento, por cesárea o por la vía natural (extracción instrumental) cuando es posible.

Véase: Amnioscopia.

© Larousse Editorial S.L.

Publicidad

Ver más articulos