Crecer feliz.es
Buscador
cerrar
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus

Radiografía

Técnica de exploración que se basa en la utilización de rayos X gracias a la cual es posible visualizar las estructuras calcificadas del organismo (huesos), así como determinados tejidos.

CrecerFeliz.es

Dado que la exposición a los rayos X puede dar lugar a malformaciones, especialmente si se trata de embriones y fetos, durante todo el embarazo, si es posible, no debe utilizarse y optar por la ecografía, mucho menos intrusiva.

Los rayos X provocan la mutación de genes únicamente si las dosis de rayos X son importantes, como por ejemplo, en caso de radioterapia. En cambio, en caso de una simple y puntual radiografía, el riesgo es excepcional. De todos modos, si hay que practicar imperativamente una radiografía en una mujer embarazada, se protege su abdomen con un tablero de plomo y se limita el número de clichés.

Durante el primer trimestre, las radiografías resultan, muy peligrosas para el futuro bebé especialmente al inicio del embarazo, ya que es cuando se forman sus órganos y cualquier mutación puede dar lugar a malformaciones graves. Por ello, en ausencia de anticonceptivos, la mayoría de exámenes radiológicos de fuerte potencial de irradiación de la zona del útero deben practicarse en los diez días después del 1er día de la menstruación, y ello antes de cualquier nueva posibilidad de fecundación.

Durante el segundo y tercer trimestre, el riesgo para el feto disminuye progresivamente a medida que avanza su crecimiento. Durante este período, si es necesario, se puede efectuar clichés, por ejemplo, de la pelvis, para tomar sus medidas en previsión del parto prematuro

© Larousse Editorial S.L.

Keywords: Radiografía

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook

Publicidad