Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Placenta accreta

Complicación frecuente y benigna especialmente al comienzo de la lactancia en la que se produce una obstrucción de los conductos mamarios, sobre todo durante la subida de la leche.

CrecerFeliz.es
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir

Placenta que presenta un grado de fusión parcial o total con la pared del útero. Este problema impide que la placenta se desprenda del útero durante el alumbramiento y, por tanto, expone la futura madre a un mayor riesgo de hemorragia.

Se trata de una afección poco común que afecta entre 0,5 y 1 embarazada de cada 1.000, aunque actualmente, a causa del gran número de cesáreas que se practican, va en aumento.
Se distinguen diferentes tipos de placenta accreta, según el grado de penetración de la placenta en el músculo uterino. En los casos más graves (placenta llamada percreta) se ve invadida la totalidad de la pared del útero e incluso los órganos contiguos.

A menudo debe efectuarse una intervención urgente para que la madre quede fuera de peligro y que, en ocasiones, pasa por la ablación del útero (histerectomía).

Las causas de esta afección a menudo se desconocen, aunque parece que se da más frecuentemente en los casos de placenta previa y cuando hay antecedentes de cesárea y de sinequia (fusión de las paredes del útero).

© Larousse Editorial S.L.

Publicidad

Ver más articulos