Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Incompatibilidad Rh

Situación existente entre dos o más individuos que pertenecen a dos grupos sanguíneos diferentes; en este caso Rh+ y Rh-.

CrecerFeliz.es
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir

Esta incompatibilidad es importante en las transfusiones de sangre y durante el embarazo. Cuando la sangre de la madre pertenece al grupo Rh- y la del hijo al grupo Rh+ existe un antagonismo entre la sangre de la mujer embarazada y la del feto. Este problema puede producir en el bebé una forma de anemia grave pero actualmente, gracias a los exámenes de sangre obligatorios a los que se someten las mujeres embarazadas, la incompatibilidad Rh raramente tiene consecuencias graves.

Cuando una mujer Rh- está embarazada de un niño Rh+, el contacto de su sangre con la del niño provoca en ella la formación de anticuerpos anti-Rh (aglutininas irregulares). Este contacto normalmente no se produce hasta el parto. Pero si la mujer espera un segundo hijo Rh+, sus anticuerpos anti-Rh pueden destruir los glóbulos rojos del feto, exponiéndole a la enfermedad hemolítica del recién nacido.

La prevención de esta afección se basa en ciertas precauciones: respetar la compatibilidad de los grupos sanguíneos donante-receptor en caso de transfusión en una mujer en edad de procrear e inyección a las mujeres Rh- de los anticuerpos llamados gammaglobulinas cada vez que pueda darse un contacto entre la sangre del feto y la sangre materna: parto, aborto espontáneo, amniocentesis, metrorragia…

El control de las mujeres embarazadas pasa por la confirmación de su grupo sanguíneo, así como el del padre del hijo. En las mujeres Rh-, la aparición de anticuerpos se controla mediante una muestra de sangre (denominado detección de aglutininas irregulares) y que se realiza obligatoriamente al principio del embarazo, a los seis meses y, finalmente, una vez al mes durante el último trimestre.

© Larousse Editorial S.L.

Publicidad

Ver más articulos