Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Homeopatía

Método terapéutico que se basa en administrar al paciente pequeñas dosis de ciertas sustancias químicas con el objetivo de activar las defensas de nuestro organismo y, de este modo, curar o mejorar las dolencias.

CrecerFeliz.es
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir

La homeopatía se basa en dos principios básicos: 1) la curación la deben realizar las propias defensas del organismo y 2) la cantidad de sustancia medicamentosa que hay que administrar debe ser con dosis infinitesimales. Es por ello, que los remedios homeopáticos se presentan en forma gotas o de gránulos que se colocan debajo la lengua.

Indicaciones: La homeopatía está indicada en caso de enfermedad funcional (debida a un mal funcionamiento de un órgano cuya estructura no está lesionada) y especialmente en las afecciones cuyas causas predominantes o importantes son psicológicas.

No se recomienda recurrir a la homeopatía en aquellos casos en los que el paciente puede beneficiarse de tratamientos más eficaces como la cirugía y la aplicación de antibióticos, entre otros. Tampoco hay que recurrir a ella en casos de afecciones graves (cáncer, esclerosis múltiple), ni en caso de urgencia ni para las enfermedades consideradas incurables por la medicina actual. Nunca debe dejarse un tratamiento no homeopático anterior por un tratamiento homeopático sin recomendación médica.

Consultas: La homeopatía no pretende curar una enfermedad concreta sino los trastornos que presenta el enfermo; el tratamiento es sintomático. Durante la primera consulta, el homeópata mantiene una larga conversación para apreciar el morfotipo del enfermo y su comportamiento.

Durante el embarazo pueden prescribirse algunas terapias homeopáticas para tratar pequeños males, como náuseas, alteraciones del sueño o ansiedad. En el momento del nacimiento, algunos tratamientos pueden dar flexibilidad al cuello del útero y facilitar así la dilatación.

© Larousse Editorial S.L.

Keywords: Homeopatía

Publicidad

Ver más articulos