Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Hipertensión arterial

Elevación anormal permanente o pasajera de la presión arterial que, en reposo, supondría estar igual o por encima de 14/9.

CrecerFeliz.es
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir

Hay que distinguir bien dos tipos o causas de la hipertensión: la que se produce independientemente del embarazo y la inducida por este estado.

La hipertensión que ya está presente antes del embarazo y evoluciona independientemente de este estado no presenta ninguna gravedad especial. Simplemente, el médico procurará, ante todo, estabilizarla con medicamentos inocuos para el desarrollo del feto, sin intentar necesariamente hacerla bajar por debajo de 14/9.

La hipertensión inducida por el embarazo es un trastorno más delicado que hay que tratar y controlar adecuadamente. Suele estar asociada a una anomalía de la placenta, que da lugar a un aporte de sangre insuficiente para el feto.

En este caso, la hipertensión constituye un fenómeno compensatorio destinado a aumentar el caudal sanguíneo placentario.

Generalmente, este tipo de hipertensión se manifiesta en el 3er trimestre del embarazo, en el marco de una preeclampsia y se manifiesta por un hinchazón de las piernas agravado por el hecho de estar de pie y por un aumento de peso rápido.

El tratamiento no tiene por objeto hacer bajar la presión de forma notable, para evitar repercusiones en el feto, sino controlarla para evitar posibles complicaciones en la madre.

Este tipo de hipertensión inducida por el embarazo se llama gravídica.

© Larousse Editorial S.L.

Publicidad

Ver más articulos