Crecer feliz.es
Buscador
Imprimir
Enviar
Twitter
Facebook
GooglePlus

Hematoma retroplacentario

Desprendimiento brusco de la placenta por una acumulación de sangre o hematoma que se suele producir en mujeres afectadas de preeclampsia y que, tiene consecuencias graves. También puede producirse a causa de un traumatismo abdominal importante, como por ejemplo en un accidente de coche.

CrecerFeliz.es

Ante cualquier síntoma hay que actuar con urgencia ya que está en juego la vida del niño y que, aunque es una alteración poco frecuente, puede acabar con complicaciones muy graves para la madre.

Este accidente se produce sobre todo durante el 3er trimestre de embarazo o durante el parto.

Las consecuencias del desprendimiento retroplacentario son una contracción prolongada y dolorosa del útero, abundantes pérdidas de sangre negra, y, en las formas más graves, una alteración rápida del estado general, con malestar, una bajada de tensión y ansiedad. Para la madre, las consecuencias pueden derivar en alteraciones de la coagulación de la sangre que puede implicar transfusiones masivas o incluso una ablación del útero.

Para el feto, el desprendimiento suele privarle de cualquier aporte de sangre, lo cual pone su vida en peligro. Si vive, hay que practicar una cesárea urgente o bien expulsar el niño por la vía natural si el estado de la madre lo permite.

Dado que es una alteración que se puede reproducir en posteriores embarazos con una probabilidad aproximada del 10 %, es importante que la madre se someta a un control más riguroso que el resto de madres embarazadas.

© Larousse Editorial S.L.

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook