Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Crecimiento intrauterino, retraso en el

Anomalía en el desarrollo normal del feto que en términos médicos se habla de hipotrofia. Generalmente se manifiesta porque al nacer, el neonato tiene un peso inferior al normal (menos de 2,5 kg a los nueve meses).

CrecerFeliz.es
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir

Para detectarlo se suele realizar una medición de la altura uterina y en la ecografía del 3r trimestre, de realizan diferentes medidas del abdomen y de la cabeza del futuro bebé. Si se realizan exámenes complementarios (Doppler del útero y Doppler umbilical) es posible determinar el origen del retraso del crecimiento y orientar el tratamiento en función de los resultados.

En los dos primeros trimestres el crecimiento del feto es bastante uniforme y, por lo tanto, los retrasos del crecimiento son poco habituales.
Las causas pueden estar asociadas tanto a la incapacidad de la placenta de proporcionarle los nutrientes necesarios o a una anomalía del feto como trastornos metabólicos tales como la hipoglucemia, la hipocalcemia o la hipotermia, entre otras.

Hipocalcemia. Trastorno en el que los niveles de calcio en sangre son más bajos de lo que le corresponde a un bebé por su edad y peso. Para evitarla, la mujer embarazada debe tomar dosis de vitamina D, al igual que el recién nacido a partir de los primeros días de vida. La tasa de calcio en la sangre se mide el 2.º o 3.er día después del parto. Los trastornos de una hipocalcemia se manifiestan por agitación, temblores y trastornos respiratorios, entre otros. En caso de que arezcan algunos de estos signos, hay que acudir al médico para que el médico recete el tratamiento adecuado.

Hipoglucemia. Trastorno en el que los niveles de glucosa en sangre son más bajos de lo que le corresponde a un bebé por su edad y peso. Para paliar la hipoglucemia se debe aumentar el número de comidas (siete u ocho al día) con el objetivo de disminuir los períodos en ayunas. En aquellos casos en el que la hipoglucemia es más grave es posible que sea necesario aplicar una sonda gástrica para mantener una alimentación continua. Unos análisis de sangre a intervalos regulares permiten controlar la tasa de glucemia.

Hipotermia. Trastorno en el que la temperatura corporal se halla por debajo de los niveles normales de lo que le corresponde a un bebé por su edad y peso. Si se observa hipotermia, habrá que acomoda al recién nacido en una incubadora.

Sea la causa que sea del retraso del crecimiento intrauterino, el desarrollo de estos niños debe controlarse médicamente con especial atención, ya que, aunque algunos engordan bastante rápido y crecen con normalidad, otros pueden presentar una cierta debilidad.

Tras el nacimiento, los neonatos deben ser controlados por un equipo especializado, dado que pueden presentar ciertas alteraciones metabólicas. El número de sus comidas es incrementado (siete u ocho al día) para evitar una hipoglucemia; puede ser necesario utilizar una sonda gástrica para mantener una alimentación de forma continuada. Para evitar una eventual hipocalcemia (índice demasiado bajo de calcio en la sangre) se administra vitamina D de forma preventiva. Por último, si su temperatura es demasiado baja, el neonato es introducido en una incubadora.

Véase: Peso fetal, cálculo del.

© Larousse Editorial S.L.

Publicidad

Ver más articulos