Crecer feliz.es
Buscador
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus

Ciática

Inflamación del nervio ciático a causa de la compresión del propio nervio; suele provocar un dolor muy característico que se inicia en lo alto de la nalga derecha o izquierda e irradia la totalidad o una parte de la pierna a lo largo del trayecto de dicho nervio.

CrecerFeliz.es

La causa más frecuente de la ciática suele deberse a un movimiento del disco vertebral (hernia discal) a causa de una alteración en la articulación entre la última vértebra lumbar y la primera vértebra sacra. Estas modificaciones de las vértebras suelen ser más habituales durante el embarazo: por un lado, a causa de la presencia de ciertas hormonas durante este período que favorecen que los ligamentos invertebrales sean más estirables y, por otro, a causa del movimiento de la pelvis y un aumento del arqueamiento de la espalda asociadas al desarrollo del útero hacia delante.

De todos modos, la ciática que se padece durante el embarazo, se ve favorecida cuando la mujer ha aumento de peso considerablemente y, sobretodo, cuando ella ya tiene antecedentes de ciáticas o de dolores lumbares. El dolor puede ser moderado (se ve avivado por los movimientos, las torsiones de la pelvis y los cambios de posición) o muy agudo, dificultando así cualquier movimiento e impidiendo incluso que la paciente pueda dormir.

En caso de ciática, en general es necesario descansar (en posición tendida sobre una superficie dura, poniendo una tabla bajo el colchón, por ejemplo) y, eventualmente, un cese de la actividad laboral durante la fase más dolorosa. Se pueden recetar medicamentos antidolor, así como infiltraciones locales de corticoides (únicamente en caso de ciática grave). Una vez pasada la fase aguda, unas sesiones de quinesioterapia con masajes o un tratamiento posicional por osteopatía a veces son efectivos. Atención: la práctica de movimientos de manipulación (quiropráctica) se desaconseja. Las ciáticas no constituyen una contraindicación para la epidural.

El tratamiento es especialmente delicado durante el embarazo a causa de la contraindicación a la hora de administrar antiinflamatorios durante este período. De hecho, la mejor solución es prevenirla; por eso hay que limitar el aumento de peso, no llevar cargas pesadas, sólo levantar pesos con las piernas bien flexionadas (sobre todo para levantar a un niño pequeño), practicar natación regularmente y sentarse en una posición correcta, entre otras medidas.

Véase: Dolor de espalda.

© Larousse Editorial S.L.

Keywords: ciática

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook

Publicidad