Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Cianosis

Alteración de la piel y las mucosas que provoca una coloración azulada, más o menos intensa de estos tejidos a causa de la oxigenación insuficiente de la sangre. Suele afectar preferentemente a los niños aunque la causa y la gravedad pueden ser muy dispares.

CrecerFeliz.es
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir

El frío es uno de los factores que suele ralentizar la circulación sanguínea del niño y favorecer, por tanto, la coloración azulada la piel, confiriéndole una coloración amoratada especialmente en la cara, los labios y las uñas. La solución pasa por poner al niño en un lugar más caliente o bien taparlo con una manta y frotarlo intensamente. La piel recuperará enseguida su aspecto habitual.

Los trastornos respiratorios también como el hecho de padecer una infección de las vías respiratorias (neumopatía), una laringitis o una asfixia causada por un cuerpo extraño pueden provocar una falta de suministro de oxigeno a la sangre y por tanto dar lugar a una cianosis de ciertas regiones del cuerpo. Si la piel toma un color más gris que azul, hay que acudir enseguida al hospital.

Una infección o deshidratación, acompañada de cianosis, suele ser el anuncio de la agravación de alguna enfermedad. En estos casos, el afectado debe ser hospitalizado para controlarlo mejor y poder realizarle, si es preciso, una perfusión venosa.

Una anomalía de nacimiento y cianosis, lo que coloquialmente se llama «niño azul», suele tener la causa en una malformación del corazón o de una circulación sanguínea deficiente.

© Larousse Editorial S.L.

Keywords: Cianosis

Publicidad

Ver más articulos