Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Todo sobre la amniocentesis

Muchas embarazadas se hacen esta pregunta con cierto temor. Para ayudarte a decidir, si te la han aconsejado, te facilitamos

Marga Castro Asesor: Dr. Antonio González, jefe de Ginecología y Obstetricia del Hospital La Paz de Madrid.
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir
Todo sobre la amniocentesis

Estás embarazada y te planteas: ¿amniocentesis sí o no? Tu médico te informará sobre los riesgos y los beneficios de la prueba, pero no se implicará en la decisión, que corresponde a la mujer o a la pareja.

Conviene que os informéis sobre la técnica y que valoréis los pros y los contras. Debéis saber que tiene un riesgo de pérdida fetal, menor del 1%, y que la mayoría de las amniocentesis que se realizan dan resultados negativos, es decir, la mayoría de los bebés están sanos.

Antes de hacértela, debes decidir si estás dispuesta a interrumpir el embarazo si el resultado da positivo; no tiene sentido someterse a una técnica invasiva si eres contraria a la interrupción del embarazo.

Las preguntas más comunes entre las gestantes son:

¿Para qué sirve la amniocentesis? Para estudiar el cariotipo del bebé y detectar cualquier alteración cromosómica. Las más frecuentes son las trisomías del par 21 (síndrome de Down), 13 y 18, además de alteraciones en el par sexual.

¿Se hace antes de la semana 15? No. Se realiza en la 15 porque es cuando se encuentran más células fetales y una buena cantidad de líquido.

¿En qué consiste el test de riesgo que se hace antes de la amnio? En medir dos sustancias en la sangre materna (la Beta y la PAPP-A), así como el pliegue nucal del feto mediante ecografía. Estos datos, junto con la edad materna, se combinan en un programa informático y arrojan una cifra que representa el riesgo de tener un hijo con alteraciones cromosómicas. Este test se realiza entre las semanas 10 y 13 de gestación.

¿Cómo se sabe que el test da positivo? Cuando el resultado da un riesgo de 1/250 o mayor. Quiere decir que hay una posibilidad entre 250 o mayor de que el bebé tenga alteraciones cromosómicas.

Tengo 38 años, pero el test de riesgo ha dado negativo. ¿Debo hacerme la amniocentesis? El test de riesgo es un cribado que se hace a todas las embarazadas para evitar amniocentesis innecesarias. “Si da negativo no la recomendamos, aunque deben saber que este test no proporciona un diagnóstico seguro 100%. Es capaz de detectar hasta un 90% de cromosomopatías con 5% de falsos positivos”, explica Antonio González, jefe de Ginecología y Obstetricia del Hospital La Paz, en Madrid.

¿Qué significa que el test puede dar falsos positivos? Quiere decir que los resultados dan riesgo de alteraciones cuando en realidad no las hay.

Categoría: Salud

Publicidad

Ver más articulos