Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

El ser humano, ¿en peligro de extinción?

Un estudio afirma que el número de espermatozoides ha disminuido y que las consecuencias pueden resultar muy negativas para la sociedad.

Ana Canfrán
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir
El ser humano, ¿en peligro de extinción?

La concentración y el número de espermatozoides se ha visto reducido de forma contundente en los últimos años, según un estudio de la Universidad Hebrea de Jerusalén y la Ichann School of Medicine en el Monte Sinaí de Nueva York.

La investigación, publicada en la revista Human Reproduction Update, afirma que el recuento de espermatozoides o número de espermatozoides que hay en un mililitro de semen, sigue descendiendo según la evaluación que se ha realizado durante el período que comprende desde 1973 hasta 2011. Las consecuencias podrían desencadenar en la infertilidad de los varones, y, por tanto, una reducción de niños concebidos y número de nacimientos. Bien es cierto que no es el único factor del que esto depende.

¿Cuáles son las causas?

Las causas aún no se han concretado, aunque se relacionan con los nuevos hábitos de vida del ser humano, como la continua exposición a productos químicos, la contaminación, la obesidad, el tabaco, el estrés e incluso el consumo excesivo de televisión. Sea cual sea el motivo, lo que sí se sabe es que el descenso ha sido del 52,4% en cuanto a la concentración de esperma y del 59,3% respecto al número total de espermatozoides en varones de América del Norte, Australia, Europa y Nueva Zelanda. Un dato curioso: esta reducción, según el estudio, no ha sido tan evidente en África, Asia y América del Sur, aunque esto podría deberse a que el número de ensayos que se han realizado en dichos continentes ha sido bastante inferior.

En cualquier caso, el director de esta investigación, el Dr. Hagai Levine, ha reiterado la importancia de encontrar las causas de este progresivo descenso para así poder tomar las medidas necesarias para prevenirlo. Es cierto que el recuento aún está muy por encima del umbral de infertilidad y que, por el momento, no corremos el riesgo de que la procreación se vea claramente afectada. Sin embargo, la cifra de hombres con problemas de fertilidad es cada vez mayor.

Queda mucho por investigar

A pesar de estas investigaciones, todavía hay científicos que consideran que estos resultados son precipitados. Hacen hincapié en que los estudios anteriores no son del todo fiables y que el número de muestras que se utilizaron entonces puede haber sido insuficiente, aunque también reconocen que esta nueva investigación ha resuelto y mejorado algunas de estas carencias y que, sin ninguna duda, es un paso hacia adelante en esta área de investigación.

En cualquier caso, aún queda mucho trabajo por hacer, así como investigaciones, para poder profundizar en las causas de este problema todavía sin solución. Por el momento, una recomendación sería lograr una mayor concienciación con el medio ambiente y una verdadera intención de brindar un mundo mejor a las sociedades venideras.

Publicidad

Ver más articulos