Todo sobre tu tripa

  • Valoración:
  • Actualmente 3/5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Sumario

Curiosidades sobre tu tripa en el embarazo

Su crecimiento, su forma, su piel...

El sentimiento que produce saber que tu hijo está creciendo dentro de ti es inexplicable.

embarazo

A través de tu vientre os comunicáis continuamente: él te dice si está despierto o dormido (se mueve más o menos), si quiere “jugar” (a partir de la semana 20 es capaz de seguir con sus manos el recorrido de tus dedos cuando te presionas el abdomen)...

Y si está inquieto, se calma cuando te acaricias la tripa y le hablas cariñosamente. Estos momentos tan entrañables se mezclan con otros en los que al mirarte en el espejo te preguntas si es normal tener la tripa tan grande o si debería haberte crecido más; por qué tú la tienes redonda y tu amiga picuda; por qué te pica tanto...

Resolvemos las dudas que te surgirán sobre la parte de tu cuerpo que más cambios va a experimentar en estos meses.

¿DE QUÉ DEPENDE SU FORMA?

Altas o bajas, redondas o picudas... La forma de la tripa varía mucho de una embarazada a otra; es más, una misma mujer puede tener tripas muy diferentes en cada una de sus gestaciones. Pese a las creencias populares, el sexo del bebé no tiene nada que ver en esto. La talla, el peso y la constitución de la futura madre son los factores que más influyen en ello.

¿PUEDO HACER ALGO PARA EVITAR QUE ME SALGAN ESTRÍAS durante el embarazo?

Las estrías se forman cuando se rompen las fibras de colágeno y elastina de la dermis; al principio tienen un color entre púrpura y rojo y luego, cuando la tripa recupera sus dimensiones habituales, se vuelven blancas y se notan menos.

En el mercado hay una gran variedad de cremas preventivas. Elige la que mejor te vaya y repártela generosamente por tu tripa dos veces al día (y siempre después de la ducha o el baño), desde que sepas que estás embarazada.

¿POR QUÉ TENGO PICORES?

Al distendirse tanto, la piel se reseca mucho y por eso pica. Los demás picores están asociados a la retención de sales biliares y no suelen tener importancia.Ahora bien, si notas que tu piel adquiere un tono amarillento y los picores son muy fuertes, consúltaselo al médico enseguida para que descarte una posible colestasis gravídica.

Para aliviar la picazón puedes usar cremas calmantes que lleven camomila o caléndula. Evita la humedad y el calor, vístete con prendas de tejidos naturales y ten la tripa al aire siempre que puedas. Y procura no rascarte; no sentirás alivio y puedes romper los tejidos.

¿ES NORMAL SENTIR PINCHAZOS?

Sí, no te asustes. Los calambres que sientes en la zona baja del vientre son muy comunes, sobre todo entre las semanas 18 y 24. “El útero está sujeto a la pelvis a través de los ligamentos redondos, que son como unas cuerdas que sujetan la carpa de un circo al suelo. Cuando el útero crece es como si soplase aire, lo que hace que se tensen los ligamentos o vientos de la carpa”, dice el doctor Martínez Pérez.

¿YA SE ME NOTA LA TRIPA O SOLAMENTE ME LA NOTO YO?

Casi todas las futuras mamás están deseando que se les note la tripa para presumir de ella. Es como llevar colgado permanentemente un cartel con la buena noticia. En el primer trimestre la tripa crece por debajo del ombligo y tendrás la sensación de estar hinchada, más que embarazada. En otras palabras: tú sí notarás que la tripa te ha empezado a aumentar, pero con la ropa puesta es raro que los demás se den cuenta.

Al llegar al cuarto mes la cintura se redondea. Y a partir del sexto, que es cuando el feto empieza a coger peso más deprisa, la tripa crece por encima del ombligo. Desde entonces te saldrá de debajo del pecho y seguirá así hasta unas pocas semanas antes del parto, cuando el bebé descienda hacia la pelvis.

“A una mujer joven, habituada a practicar ejercicio y que está en su primer embarazo, se le va a notar la tripa más tarde que a una mujer más mayor, que no está en forma y que ya ha tenido más hijos, porque su musculatura abdominal está más laxa”, añade nuestro especialista.

Sumario

Comentarios

facebooktwitteryoutube