Crecer feliz.es
Buscador
Imprimir
Enviar
Twitter
Facebook
GooglePlus

Sangrado de implantación

Es una pequeña pérdida sanguínea que se produce al anidar el óvulo fecundado en el útero. Si te sucede, no te preocupes, afecta casi a un tercio de las futuras mamás y no supone ningún problema para el futuro embarazo.

Sandra Sánchez
sangrado implantacion

Hacia el octavo o el décimo día después de la relación sexual en la que tu óvulo fue fecundado éste encuentra un lugar apropiado en tu útero para implantarse en el endometrio.

Entonces tú aún no sabes que estás embarazada, sólo puedes sospecharlo. Sin embargo, sí puede aparecer un pequeño sangrado que se conoce como sangrado de implantación.

Éste no tiene ningún valor patológico, los ginecólogos lo consideran dentro de la normalidad.

Algunas futuras mamás pueden confundir este sangrado de implantación con una regla más leve de lo normal.

En todo caso, ante la duda puedes ir al médico para confirmar que es simplemente un síntoma de embarazo. Una prueba casera también te servirá para saber con certeza de qué se trata.

¿CÓMO ES EL SANGRADO de implantación?

Si no tienes claro si lo que tienes es un sangrado de implantación o una menstruación, te ayudamos a despejar la duda.

El sangrado de implantación es más ligero que el de una regla, el color de la sangre es menos vivo (más bien tendiendo al color marrón) y no sigue la pauta de la regla, donde el sangrado empieza siendo ligero, luego es más intenso y abundante y al final vuelve a ser ligero. En el sangrado de implantación el flujo es leve en todo momento.

Estas pérdidas de anidación pueden aparecer en todos tus embarazos, sólo en alguno de ellos o en ninguno y en todos los casos se trata de algo normal.

Si consideras que el sangrado es abundante para deberse a la implantación o dura bastante tiempo debes consultarlo con el médico. Él confirmará a qué se debe y te indicará las pautas a seguir, en caso de que sea necesario.

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook