Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Futura mamá, ¿por qué tienes que respirar aire puro?

Un nuevo estudio revela cómo os afecta la contaminación a ti y a tu bebé. 

Elisa García Faya
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir
Futura mamá, ¿por qué tienes que respirar aire puro?

¿Verdad que se agradece respirar aire fresco? Cuando te marchas de vacaciones a un pueblito del norte rodeado de montañas y campos verdes, les estás haciendo un gran favor a tus pulmones. Y ese favor aún es mayor si estás esperando un bebé. Así lo confirma el estudio Enviorment International, realizado por el investigador de ISGlobal, Alexis Santís. La investigación se centra en el efecto que tiene la contaminación en la capacidad de atención infantil.

La prueba se ha llevado a cabo sobre una muestra de 1300 niños procedentes de Valencia, Sabadell, Asturias y Guipúzcoa. Se analizaron ciertos parámetros desde el momento de su gestación hasta que alcanzaron los cuatro o cinco años. Para obtener los resultados se midió el nivel de NO2 al que estaban expuestos tanto el peque como la embarazada y posteriormente se les hizo una prueba de rendimiento a los niños.

Con esto se pudo observar que cuando los peques viven en zonas con altos niveles de contaminación, su capacidad de atención se retrasa casi dos meses. Aunque el lugar de nacimiento de los menores no ha sido determinante en esta ocasión, sí se pudo comprobar que las niñas eran más sensibles a la contaminación que los niños.

La OMS también lanza un aviso

La investigación sirve como llamado de atención para los futuros papás. Además, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de una cuarta parte de las defunciones de niños menores de cinco años son consecuencia de la contaminación ambiental. La OMS sostiene asimismo que “la exposición a sustancias peligrosas en el embarazo aumenta el riesgo de prematuridad”. La organización hace referencia en este sentido a la contaminación del aire en espacios cerrados y en el exterior y la exposición al humo de tabaco ajeno. Estas cosas, dice, aumentan el riesgo que corren los bebés y niños en edad preescolar de contraer neumonías en su infancia y enfermedades respiratorias crónicas.

Por todas estas cosas, si estáis tratando de escoger un lugar al que escaparos de vacaciones este verano, aquí tenéis un dato importante. Tratad de recordar que cuando huimos de la contaminación estamos cuidando su crecimiento físico y psíquico y evitamos ese retraso en su capacidad de atención. ¿Apostamos por el campo?

Publicidad

Ver más articulos