Cuidados

  • Valoración:
  • Actualmente 3/5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

¡Ojo con la mala circulación!

Es más frecuente durante el tercer trimestre

Varices, calambres y pesadez en las piernas e hinchazón son los síntomas de una mala circulación en las piernas. Si eres propensa o tienes antecedentes familiares podrían aparecer en el segundo trimestre de gestación. Te contamos el por qué y cómo solucionarlo.

Paula Morera

Las varices se producen por el incremento de la presión sanguínea en las venas de las piernas, lo que hace que aparezcan o se agraven.

Durante el embarazo se suele producir un estancamiento venoso debido al aumento en el volumen sanguíneo y al relax de las válvulas venosas.

Además, el útero presiona la vena cava, dificultando la circulación de retorno sanguíneo hacia el corazón.

El resultado: la sensación de pesadez y tirantez en las piernas.

La inflamación de los pies y tobillos es algo normal en la recta final del embarazo, sobretodo si no has parado durante todo el día.

Solución: poner las piernas en alto después de cada comida.

Pero si el hinchazón no desaparece después del descanso y notas que se te inflaman las manos y la cara, debes de acudir a tu ginecólogo.

Él comprobará si se debe a una elevación de la presión arterial o a algún tipo de trastorno cardiovascular o del riñón.

Trucos infalibles

  • Engordar lo menos posible, ya que los kilos favorecen su aparición.
  • Masajear de manera suave y circular desde los pies a las piernas.
  • Caminar.
  • Cambiar de postura a menudo .
  • Mantener ligeramente las piernas con la ayuda de un reposapiés.
  • No cruzar las piernas.
  • Levantar las piernas y trazar círculos en el aire con los tobillos y la punta de los pies de un lado a otro.
  • Aplicar chorros de agua fría desde los pies a las piernas.
  • No renuncies a las medias de compresión. Se recomienda sobretodo a todas aquellas embarazadas que tienen que estar mucho tiempo de pie o sentada.

Comentarios

facebooktwitteryoutube