Gemelos en el útero

  • Valoración:
  • Actualmente 3/5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Sumario

Embarazo de gemelos

La relación de los gemelos o de los trillizos antes de nacer era casi una incógnita... hasta ahora. National Geographic nos desvela algunas claves de su vida intrauterina.

Sandra Sánchez.

Gemelos en el utero

No te pierdas

Nombres de niños

Acaban de nacer, pero llevan meses conociéndose, creciendo y experimentando juntos.

La gestación de gemelos, así como la de trillizos y cuatrillizos, supone para la madre un riesgo superior al habitual, pero también muchas compensaciones.

Y es que las vivencias que estos bebés comparten en el útero son positivas para su desarrollo y sientan las bases de una de las relaciones más bonitas que se pueden tener y que sólo unos pocos tienen la suerte de disfrutar.

Así lo demuestra el espectacular documental de National Geographic En el vientre materno: gemelos, trillizos y cuatrillizos, programado para el miércoles 20 de febrero a las 16 h y el domingo 18 de marzo a las 19 h en National Geographic Channel, canal de Digital+. Este estupendo trabajo nos ofrece las últimas investigaciones sobre la vida de estos bebés en el útero desde la concepción hasta el parto, obtenidas gracias a la enorme (y muy novedosa) información que nos aportan las ecografías 4D. ­

La fusión del espermatozoide con el óvulo es siempre un milagro, pero más aún cuando, una vez unidos, el óvulo se divide en dos, lo que dará lugar a gemelos monocigóticos.

Estos gemelos también son llamados “idénticos”, si bien no lo son del todo, ya que un pequeño número de genes de la parte más externa del óvulo materno pueden mutar después de la división, dando lugar a matices diferentes en el físico o en la personalidad de cada gemelo, haciendo cierto el dicho de que no hay dos personas iguales.

Cuando la mujer libera dos óvulos y ambos son fecundados, los embriones resultantes serán mellizos, dos hermanos con distinta carga genética, no idénticos.

El parecido de estos niños será, ni más ni menos, el que tendrían dos hermanos que hubieran nacido tras diferentes embarazos.

En la mayoría de los casos, los gemelos tienen cada uno su bolsa amniótica pero comparten la placenta, mientras que los mellizos tienen la bolsa y la placenta independientes.

Primera toma de contacto

Durante el primer trimestre y la mitad del segundo, los gemelos, trillizos y cuatrillizos crecen al mismo ritmo que los fetos únicos.

Pero si bien el segundo trimestre es un periodo muy tranquilo para los bebés que se desarrollan solos, no lo es en absoluto para los que lo hacen acompañados. Y es que es entonces cuando empiezan a hacer movimientos controlados y cuando comienzan a desarrollar la “propiacepción”, esto es, a ser conscientes del espacio que les rodea.

Esto, llevado a la práctica, supone que los bebés se interrelacionan: si uno le da una patada al otro, éste se tapa la cara intentando protegerse. Estas acciones-reacciones rudimentarias van conectando fuertemente a los hermanos y los psicólogos indican que sirven para acelerar su desarrollo. Además, se ha comprobado que los fetos toman consciencia dentro del útero explorando su entorno.

Y éste es mucho más rico y atractivo en el caso de compartirlo con uno o más hermanos, donde cada uno puede tocar y jugar con los pies y las manos de sus hermanos, con sus cordones umbilicales...

Pero los gemelos cuentan con un peliagudo hándicap que no sufren los demás: tienen que compartir su fuente de alimentos y de oxígeno, la placenta.

Ambos necesitan los máximos nutrientes posibles y la placenta tiene un límite, por eso los ginecólogos controlan durante toda la gestación si el crecimiento de los bebés es equilibrado y parejo.

En caso de que no lo sea, existen nuevas técnicas que permiten solucionar el problema en la mayoría de los casos.

Sumario

Comentarios

Te puede interesar...

facebooktwitteryoutube