Así te sientes tú mes a mes del embarazo

  • Valoración:
  • Actualmente 3/5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Sumario

Semanas 17-20 de embarazo

Sobre la semana 20 sentirás que el niño se mueve dentro de ti. Parece un gas, pero tu intuición como madre te hará comprender que es él. Es un momento mágico que se disfruta mucho al compartirlo con la pareja.

embarazo semana 17

El bebé: ¡Ya lo notas!

En esta fase de la gestación el niño cuenta con mucho espacio y dispone de mucha libertad de movimientos, por eso hay que aprovecharlo.

A través de tu tripa os podéis comunicar. Haz esta prueba: después de que tú comas (él recibirá una buena recarga de energía, así que estará muy dispuesto), frótate bien las manos para que estén calientes y coloca una de ellas (o la de tu pareja) en tu tripa, luego muévela muy lentamente por el abdomen; ten paciencia, porque él se desplazará siguiendo el calor de tu mano. Por si no lo sabes, a la semana 18 el bebé ya oye tu tos, el ruido de tus movimientos intestinales, la corriente sanguínea y el latido de tu corazón. Estáis comunicados por el calor del tacto y por los sonidos de tu interior.

Pinchazos en el vientre

Entre la semana 18 y la 20 notarás pinchazos en el bajo vientre. No te asustes, son pequeños calambres que aparecen porque los ligamentos redondos que sujetan el útero se tensan. Y es probable que su frecuencia aumente según se vaya desarrollando la gestación.

Pero estamos hablando de pinchazos breves que desaparecen en pocos instantes, no de dolores. Si éstos surgen en algún punto situado entre el ombligo y el pubis, son intensos y no desaparecen por sí solos tras un poco de descanso, coméntaselo al médico. No tiene por qué suceder, pero algunos hematomas placentarios se manifiestan así (aunque, eso sí, van acompañados de otros síntomas como pérdidas sanguíneas).

El hierro: Un suplemento imprescindible

Además de generar un nuevo volumen sanguíneo para hacer frente a las pérdidas del parto y el postparto, el organismo materno debe fabricar células sanguíneas del feto hasta que éste cree las suyas sin su ayuda. Para todo esto utiliza hierro.

Si estás tomando suplementos de este mineral, has de saber que los bebibles resultan más fáciles de asimilar que los comprimidos, pero no siempre son bien tolerados por un estómago delicado. Como estos suplementos estriñen, es mejor tomarlos en ayunas y con un zumo de naranja.Si te provoca vómitos, tu médico te indicará una presentación que puedas tomar con las comidas.

Un dato más: el hierro ennegrece las heces, no te asustes al verlas.

Toma nota: Olfato sensible

Ahora tu olfato está hipersensible y es normal que olores cotidianos puedan repugnarte. Aléjate de ellos para no favorecer el vómito.

Sumario

Comentarios

facebooktwitteryoutube