Evolución de la talla y peso del bebé

  • Valoración:
  • Actualmente 3/5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Sumario

¡Cómo está creciendo!

Evolución de la talla y peso del bebé

El desarrollo de tu pequeño es asombroso. Y en gran parte se debe a ti, que le alimentas, favoreces su descanso, le estimulas con tus juegos... y le mimas.

Marga Castro. Asesoras: Dra. Beatriz García Cuartero, endocrinóloga infantil en el Hospital Severo Ochoa de Madrid, y Verónica Gómez Alcalá, enfermera de Atención Primaria.

percentiles bebe

Los recién nacidos suelen tener una longitud que oscila entre 48 y 52 centímetros y un peso entre 3.200 y 4.000 gramos. Si tu hijo ha medido al nacer 50 cm y ha pesado 3.500 g, te sorprenderá saber que a los 5 meses casi habrá duplicado su peso y que con 1 año puede alcanzar los 75 cm de estatura.

En todo caso, no te obsesiones con el tema y no peses ni midas al niño cada semana. Para controlar su crecimiento basta con acudir a las revisiones que realizan el pediatra y la enfermera de manera conjunta en los centros de salud.

Por regla general, ven al niño entre los 7 y los 15 días después de nacer, la siguiente cita es entre los 15 y los 30 días y luego le verán a los 2, 4, 6, 10, 15 y 18 meses. La enfermera medirá al niño, lo pesará, comprobará su perímetro cefálico y anotará los resultados en las tablas de percentiles (de niños o de niñas), para observar que el ritmo del crecimiento es normal.

“La curva de la talla ha de ser siempre ascendente. Pero la del peso puede tener fluctuaciones”, explica Verónica Gómez, enfermera de Atención Primaria. En los primeros seis meses las revisiones son más frecuentes con el fin de controlar el peso y cerciorarse de que el estado nutricional del pequeño es bueno. “Si la nutrición no es correcta y no gana bien de peso, a la larga puede repercutir en la talla”, indica Beatriz García Cuartero, endocrinóloga infantil del Hospital Severo Ochoa de Madrid.

¿Cuánto medirá y pesará?

La talla con la que el bebé nace no marca la estatura que alcanzará de mayor: “Esta talla depende exclusivamente de factores maternos, es decir, del tamaño de la cavidad uterina y de la nutrición que ha tenido durante el período fetal”, explica la endocrina. Así, no pienses que si es un bebé grande será alto de mayor, o que si es pequeño será bajito.

Hay niños que crecen mucho en los dos primeros años y después menos. Por ejemplo, los bebés de países sudamericanos suelen ser más grandes y más gorditos, pero a partir de los 2 años su crecimiento se estanca, de forma que tienen una talla más baja que la de los niños españoles. “Esto se debe a factores genéticos y a los distintos hábitos alimentarios desde el nacimiento”, explica Verónica Gómez.

El crecimiento del niño depende de factores intrínsecos (genes, hormonas) y ambientales (alimentación, salud, ejercicio físico, afecto, etc.). Los genes determinan su estatura máxima, pero el conseguirla o no dependerá de otros factores como la prevención de enfermedades, seguir una alimentación adecuada, dormir lo suficiente o sentirse querido.
Por eso, si los padres son bajos es muy probable que el niño también lo sea, pero puede llegar a superar la talla de sus progenitores si las condiciones ambientales le son favorables.

En cuanto al peso, el que tuvo al nacer tampoco determina el que tendrá de mayor. En este caso influyen los factores hereditarios (la constitución de los padres), pero los ambientales (alimentación, ejercicio, autoestima...) son aún más determinantes.
De hecho, hay niños y adolescentes que son obesos no por haber heredado los genes de sus padres, sino por hábitos nutricionales incorrectos y un estilo de vida sedentario.

Pero no nos precipitemos; ahora lo que importa es que tu bebé vaya ganando talla y peso de un modo progresivo y armónico, lo que quedará reflejado en su gráfica de percentiles. Para entender estas gráficas, imagínate que ponen en fila a 100 niños con diferentes tallas y pesos (todos dentro de lo “normal”, estadísticamente), desde el más alto al más bajo, o desde el que tiene más peso al que tiene menos. E imagina que tu hijo es uno de ellos. Si está en el percentil 97 de talla significa que sólo hay tres niños más altos que él (los cuales, además, están fuera de las curvas “normales”, que van del 3 al 97). Y si está en el percentil 25 de peso quiere decir que 75 niños pesan más que él y 24, menos.

Sumario

Comentarios

facebooktwitteryoutube