Herencia genética: ¿a quién se parece el bebé?

  • Valoración:
  • Actualmente 3/5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Sumario

¿A quién se parece el bebé?

Tiene los ojos de su papá, la nariz de su abuela y tu sonrisa. Pero los rasgos físicos no son lo único que puede heredar el niño.

Coks Feenstra, psicóloga.

genetica bebe parecidos

No te pierdas

Nombres de niños

Quizás tu bebé haya nacido con mucho pelo y el de tu amiga apenas tenga una pelusilla. O puede que el tuyo duerma a todas horas y el suyo no pare un momento. ¿Por qué somos como somos y a qué se deben estas diferencias?

La respuesta está en nuestro material genético, que nos distingue de otros seres vivos y que es único para la especie humana. Pero dentro de ella hay grandes variaciones.

Seguro que ahora que tienes un hijo y todo el mundo a tu alrededor ha empezado a sacarle parecidos contigo, con su padre o con algún otro miembro de la familia, este tema te interesa mucho.

LOS COMIENZOS

La primera célula, que se forma cuando el óvulo y el espermatozoide se encuentran y se fusionan, determina la herencia genética del nuevo bebé.

En otras palabras: es en la fecundación cuando se determina, entre otras muchas cosas, si el peque lucirá tus rizos o el pelo liso del papá, si será alto o bajito de adulto o incluso si tendrá predisposición a padecer alguna alergia o una determinada enfermedad.

En ese momento, cada uno de vosotros aporta 23 cromosomas que juntos forman 23 pares (un total de 46 cromosomas), en los que está guardado todo el material genético.

Que el zigoto (óvulo fecundado) se desarrolle como niño o como niña depende de lo que aporte el papá. Tú llevas dos cromosomas X (uno de tu madre y otro de tu padre). Sin embargo, tu pareja tiene un cromosoma X (de su madre) y otro Y (de su padre) y por esta razón aporta dos informaciones. Si en el momento de la fecundación gana el Y, el bebé será un niño (XY); en caso de que gane un X, el bebé será niña (XX).

UN MISMO ORIGEN

Tras la fecundación, esta primera célula se divide rápida y constantemente y pasa de una a dos, a cuatro, a ocho… Y en cada división se van transmitiendo todos los cromosomas.

Así, nuestro cuerpo está constituido por millares de células y aunque sus funciones sean diferentes porque se han especializado para cumplir una función determinada (existen células musculares, cutáneas, cerebrales, etc), continúan siendo iguales en su esencia, ya que su origen es el mismo: el óvulo y el espermatozoide que se unieron para formar la primera.

Como ya hemos dicho, en cada célula se encuentran los 46 cromosomas, que son como hilos finos que contienen el material genético, el ADN que agrupa todos los genes. Imagínatelo como un hilo largo, enrollado en espiral (en un tamaño ampliado tiene la forma de una escalera de caracol).

Algunos peldaños de esta "escalera" forman un código para una característica determinada, física o psicológica. A ese código es a lo que llamamos gen, que es portador de los caracteres hereditarios.

Tenemos un total de 30.000 genes y ya conocemos su secuencia, pero aún desconocemos gran parte de su contenido.

Sumario

Comentarios

Te puede interesar...

facebooktwitteryoutube