Los grandes logros en el desarrollo motor del bebé

  • Valoración:
  • Actualmente 3/5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Sumario

Cómo aprende el bebe a mantenerse sentado y a gatear

Alrededor de los 6 meses el bebé comienza a sentarse. Al principio sólo unos instantes, con algún apoyo firme en la espalda, aunque rápido se cae de lado.

Marga Castro. Asesora: Dra. Sofía Salas, neonatóloga en el Hospital La Paz, de Madrid.

gateo bebe

No te pierdas

Leer Más

A los 7 meses suele mantenerse sentado sin recostarse, pero necesita apoyar las manitas delante y curvar la espalda para no caerse (posición de trípode). Entre los 8 y los 9 meses el niño se mantiene sentado con la espalda recta y sin apoyo.

  • Cómo ayudarle. No debes obligarle a sentarse ni ponerle cojines alrededor para que comience a practicar esta postura, ya que forzarías su columna. “El niño sano es el que marca sus tiempos, no se le debe forzar a mantener una postura determinada antes de que haya alcanzado el desarrollo madurativo para conseguirla”, advierte la neonatóloga. Sí puedes realizar algunas de estas actividades: túmbalo boca arriba, agárrale las manitas y tira suavemente de él; así le animas a levantarse levemente; también puedes sentarlo en tu regazo, mirando al frente y ligeramente recostado sobre tu pecho; si ya se sostiene sentado, puedes colocarlo en el suelo sobre una manta, con un apoyo firme en la espalda, y dejar a su alcance algún juguete para que lo manipule.

Gatear, un buen ejercicio

El gateo no se considera un hito imprescindible para el desarrollo motor, aunque sí es muy beneficioso. “No todos los niños gatean, algunos pasan directamente a ponerse de pie y empezar a andar, lo que también es normal”, apunta la neonatóloga. Pero es bueno que tu hijo gatee.

Entre los beneficios del gateo hay que destacar que favorece el sentido del equilibrio y la coordinación de los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro y que aumenta la autonomía y el campo de exploración del pequeño (puede llegar a más sitios, ver y tocar más cosas...).

Por regla general, el bebé aprende a gatear bien a partir de los 9 meses. Al principio (alrededor de los 7 meses) lo que hace es reptar, arrastrarse con la tripa pegada al suelo, ya que aún no tiene la suficiente fuerza en las piernas. De ahí que muchos bebés comiencen a reptar hacia atrás, hasta que aprenden el movimiento. En poco tiempo logrará avanzar apoyando sus antebrazos y empujando con las rodillas. El siguiente paso es levantar el culete y el tronco para desplazarse a “cuatro patas”.

La mayoría de los bebés gatean de manera simétrica: adelantan una mano, luego la rodilla del lado contrario, después la otra mano y seguidamente la otra rodilla. Pero algunos tienen otras formas de gatear y están dentro de lo normal. Por ejemplo, sentados, de manera que avanzan a culetazos; o colocando una pierna bajo el culete. De todos modos, si te parece que tu pequeño gatea de una manera extraña o “incorrecta”, para quedarte tranquila consúltalo con el pediatra.

  • Cómo ayudarle. A partir de los 6 meses túmbalo un ratito a diario boca abajo sobre una manta en el suelo, así tendrá la oportunidad de iniciarse en el gateo. Ejerce un tope con tus manos en la planta de sus pies si al reptar sólo consigue desplazarse hacia atrás. Pon sobre la manta, frente a él, alguno de sus juguetes favoritos: en su afán por cogerlo ejercitará los músculos de los brazos, las piernas y la espalda.

Sumario

Comentarios

facebooktwitteryoutube