Crecer feliz.es
Buscador
cerrar
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus

Beneficios de la risa para el bebé

Tu hijo sonríe en cuanto te ve aparecer y si le haces muecas estalla en carcajadas. La sonrisa y la risa son muy significativas en la evolución de un bebé. Descubre por qué.

Ester Alonso. Asesora: María Amaya Albardía, Pedagoga y psicomotricista
beneficios de la risa para el bebe

Durante las primeras semanas de vida la sonrisa del bebé no es un acto consciente, sino una “herramienta” natural de la que dispone para crear un vínculo afectivo con los adultos de su entorno.

Le sirve para captar su atención (igual que el llanto) y conseguir así los cuidados vitales que necesita. Con el tiempo esa sonrisa, ante determinados estímulos activos, se transforma en risa.

Es bueno para todo

Tanto la sonrisa como la risa reflejan bienestar y placer. Las dos manifestaciones resultan especialmente beneficiosas para el pequeño.

  • A nivel físico. Sonreír o reír estimula la liberación de endorfinas. Estas hormonas, conocidas como hormonas de la felicidad, intervienen en la regulación del sistema inmunológico. Esto significa que los niños que ríen a menudo tienen más defensas y, por tanto, corren menos riesgo de ponerse malitos. La risa también está relacionada con el sistema límbico, que gestiona las respuestas fisiológicas (sudor, aceleración del pulso...) ante estímulos emocionales e interviene en la memoria, la atención, la conducta... Dicho de otro modo, el niño risueño está más receptivo y abierto a los nuevos conocimientos. Y está comprobado que la risa tiene cualidades analgésicas. Haz reír a tu pequeño después de una caída y verás cómo enseguida se olvida del susto.
  • A nivel psicológico. En los primeros meses la sonrisa está muy relacionada con los logros del niño. ¿A que cada vez que tu hijo consigue una habilidad nueva, sonríe? Lo hace porque se siente orgulloso y este bienestar le motiva a seguir investigando, lo que resulta básico para su desarrollo.

La sonrisa que aparece cuando está jugando con alguien contribuye a mejorar su sociabilidad y su empatía. Esto, a su vez, hace que los otros se esfuercen en cuidarlo y protegerlo.

Sin duda la risa es un síntoma muy significativo en la evolución del bebé. Si no se ríe nunca hay que llevarlo al médico: puede tener algún problema.

No le sobreestimules

Tu hijo aún no sabe regular sus emociones, por eso pasa de la risa al llanto en segundos y por eso debes tener cuidado para no sobreestimularlo. Si ves que no puede parar de reírse ante tus muecas o notas que tus cosquillas le están poniendo nervioso, párate y procura calmarlo. Si no, es muy probable que acabe llorando. Y es que tan acertado es hacerle reír como saber cuándo es momento de parar.

Keywords: beneficio risa bebé, reir y sonreir | Categoría: Psicología

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook

Publicidad