Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Tu bebé ya sabe darse la vuelta

En el segundo trimestre de vida el bebé aprende a girar sobre sí mismo, lo que supone un gran avance en su desarrollo: indica que todo va bien y que se está preparando para conseguir nuevas conquistas psicomotoras.

Patricia Morcillo Asesor: Carlos Herrero Jover Traumatólogo
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir
Mi bebé ya sabe dare la vuelta

Antes de los seis meses, un día, sin previo aviso, tu hijo aprenderá a voltearse: estando tumbado boca abajo hará rodar su cuerpo para colocarse boca arriba. Ten cuidado y no le dejes solo en una cama o en el cambiador. Aunque hoy no sepa hacerlo, tal vez mañana sí y puede caerse (los niños aprenden habilidades de un día para otro).

Del volteo, a rodar como una croqueta

Más tarde el bebé elevará los brazos y estirará las piernas, como si volara (es la llamada etapa “del avión”).

Estos movimientos de flexión y extensión de las extremidades y el control de los músculos abdominales le permitirán mantenerse sobre un lado y a continuación, voltearse. Aunque parezca sencillo este movimiento es muy complejo, pues intervienen casi todos los músculos.

Un mes después de aprender a voltearse, pasará a la posición ventral (exige más fuerza) y unas semanas más tarde, sobre los 8 meses, ya podrá darse varias vueltas.

Cada niño sigue su propio ritmo de desarrollo y hay que respetarlo. Tu labor es fomentar y favorecer sus avances ofreciéndole estímulos para que poco a poco vaya progresando, pero sin sobreestimularle ni forzarle; sería inútil, ya que el sistema locomotor de tu hijo debe madurar a su ritmo.

Ejercicios específicos para esta etapa

Estos ejercicios los recomiendan los fisioterapeutas infantiles. Practícalos con él cuando esté descansado y detente si protesta:

  • Túmbale sobre un lado, con el brazo que le queda debajo extendido hacia arriba y el otro flexionado. Crúzale las piernas y empújale ligeramente por el hombro y el culete, hasta que se quede boca abajo. Después repite, pero esta vez hacia el otro lado.
  • Ponle de lado y llámale por detrás. Se girará para intentar mirarte.
  • Túmbale boca arriba encima de una toalla y muévela despacito para hacerle rodar a un lado y a otro.
  • No te sorprendas si de pronto un día aparece reptando. Esto indicará que domina el volteo y ya está preparado para la siguiente fase del desarrollo, el gateo.

Un logro esencial para él

¿Quieres saber cuáles son las principales ventajas que obtienen los bebés cuando aprenden a voltearse? Aquí las tienes:

  • Se hacen más autónomos y pueden satisfacer su necesidad de explorar el ambiente sin depender tanto de los adultos.
  • Conocen mejor su cuerpo y todo lo que pueden hacer con él.
  • Ganan muchísimo en estabilidad y en equilibrio.
  • Fortalecen sus músculos y esto les prepara para la siguiente fase del desarrollo, el gateo, por la que pasan la mayoría de bebés.
  • Adquieren una nueva visión del entorno.
  • Se hacen una idea más acertada del espacio y las distancias.
  • Perfeccionan sus sentidos de la vista y el oído.

Consulta con el pediatra si...

Hay dificultades del niño de entre 3 y 6 meses que requieren consultar con el pediatra:

  • Ya ha cumplido los 6 meses y todavía no ha conseguido girar sobre sí mismo.
  • No puede o le cuesta mucho juntar las manitas en la línea media del cuerpo.
  • Sólo puede girarse hacia un lado.
  • Llora o se queja cuando se voltea.
  • Al ponerle tumbado boca abajo vemos que tiene asimétricos los pliegues del culete.
Keywords: bebé, desarrollo y voltear | Categoría: Psicología

Publicidad

Ver más articulos