Descubre los genes de tu bebé

  • Valoración:
  • Actualmente 3/5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Sumario

Parecidos muy razonables: facciones, talla y peso

Físicamente es igualito a ti... O a tu pareja... O tal vez se parece a los dos. La transmisión de la herencia genética se apreciará en distintos aspectos del físico de vuestro hijo.

Sandra Sánchez

Parecidos muy razonables: facciones, talla y peso

RASGOS Y FACCIONES

Los papás habéis influido en ese parecido poniendo en común vuestras cargas genéticas, que en caso de diferir, entablaron una lucha sin tregua para dominar la una a la otra. Esa es la causa de que el niño tenga la naricilla respingona, como mamá, o aguileña, como papá. Los rasgos físicos que transmites a tu hijo pueden variar levemente (de hecho, lo hacen) debido al estilo de vida que lleve en el futuro.

Un nuevo estudio, realizado con gemelos idénticos, ha demostrado que hasta en una tercera parte de ellos, puros clones naturales, se van manifestando diferencias físicas con el tiempo. Además de hacerlo por cuestiones ambientales, culturales y de nutrición, el equipo del investigador Manel Esteller ha descubierto que en estos cambios tiene mucho que ver la epigenética, que mide las minúsculas variaciones químicas que tienen lugar en el ADN y hace que éstas se expresen (apareciendo la diferenciación) o se inhiban (siendo los gemelos idénticos toda la vida).

En general, se puede hablar de caracteres hereditarios dominantes y recesivos. Entre los primeros están el pelo rizado, los ojos oscuros, la calvicie y las pecas. Y entre los segundos, los ojos claros, el cabello rubio y el pelirrojo.

ALTURA

La talla de tu hijo viene determinada por un conjunto de genes, no por un único gen. Si los dos sois altos, vuestro hijo seguramente también lo será. Pero en este aspecto influyen en gran medida los factores ambientales, fundamentalmente la correcta nutrición del niño. Un ejemplo: una misma semilla no germinará ni se desarrollará igual en un desierto que en un bosque tropical.

Otro ejemplo de lo importantes que son los factores externos en esta materia es el aumento de la talla de los españoles si la comparamos con la que existía hace 100 años. Las posibilidades
de alimentarnos de un modo equilibrado no son las mismas que antes y eso deja huella

CORPULENCIA

Con la gordura o la delgadez ocurre lo mismo que con la talla; influyen la genética y el ambiente. Los hijos de padres obesos tienden a ser obesos (hasta en un 80% si los dos padres lo son). Pero no hay que olvidar el papel fundamental que juega aquí la nutrición. Si la obesidad de los padres se debe a unos hábitos alimenticios incorrectos y el niño también los sigue, será obeso.

Pero si su alimentación es equilibrada y su pediatra lo controla regularmente, el problema no tiene por qué aparecer. Si te queda alguna duda sobre herencia genética, entra en la página web www.lagenetica.info y envía tu consulta a sus genetistas, los doctores Mª Teresa Solé (asesora de este reportaje) y Jaume Antich. Ellos te responderán de forma gratuita.

Sumario

Comentarios

Te puede interesar...

facebooktwitteryoutube