Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Por qué los bebés huelen tan bien

Un nuevo estudio confirma que hay una razón científica para ello: este olor provoca en los padres el deseo de cuidar al niño. ¿Cómo lo logra?

Elisa García Faya.
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir
Olor del bebé y madre

El olor de la piel de vuestro bebé recién nacido os resulta casi adictivo. ¿Alguna vez os habéis preguntado por qué? Los investigadores de la Universidad de Dresdenen, en Alemania, en colaboración con los de la Universidad de Breslavia, en Polonia, han estudiado el caso de 235 papás y mamás para explicarnos por qué ese “olor a nuevo” que los peques desprenden al nacer nos gusta tanto.

Recuerdos y recompensas

Casi el 94% de los encuestados dice que el aroma de su bebé le parece “muy agradable”. Y esto, según el estudio que ambas universidades han publicado, tiene que ver fundamentalmente con dos cosas: con que el olor de los recién nacidos es genéticamente similar al que tenían los padres cuando eran niños y con que, curiosamente, este es un aroma que activa una parte de nuestro cerebro relacionada con las recompensas.

Ya en 2013 salió a la luz un estudio que sostenía que los olores corporales sirven como medio de intercambio mutuo de señales. Este se hizo con 30 mujeres; la mitad habían dado a luz recientemente y las demás no habían sido aún mamás. Se llegó a la conclusión de que en el cerebro de las mujeres que no habían tenido hijos no se activaban tantas zonas como en el de aquellas que acababan de tener un bebé. Esta información complementa la del nuevo estudio y juntas llevan a los investigadores a asegurar que los bebés huelen así para provocar en sus padres el deseo de cuidarlos.

Distinto a mayor edad

En esta investigación se pidió también a los papás que evaluasen el olor corporal de sus hijos a otras edades, y se observó que las calificaciones caían entre los 4 y los 8 años, y todavía más entre los 9 y los 14. Los científicos relacionaron este dato con la segregación de testosterona durante la pubertad. ¿Creéis que, como asegura el estudio, esto puede ser un indicador biológico que señala que vuestro hijo puede ya valerse por sí mismo

Categoría: Psicología

Publicidad

Ver más articulos