Crecer feliz.es
Buscador
Imprimir
Enviar
Twitter
Facebook
GooglePlus

¿Debemos colocar su cuna en nuestra habitación?

Es el dilema que se plantean muchos padres: si deben colocar la cuna de su bebé en el dormitorio grande o si es mejor colocarla en el cuarto que han designado para el pequeño, con el fin de no molestarle.

Silvia Cándano
Bebé durmiendo

Aunque cada familia es un mundo y tras la llegada de un bebé se organiza como puede, de acuerdo a sus posibilidades e ideas sobre cómo atender al pequeño y organizar su rutina, los pediatras hacen las siguientes recomendaciones respecto a dónde se debe colocar la cuna del recién llegado.

EN EL CUARTO DE LOS PAPÁS

Hay que ponerla en el mismo dormitorio que los padres...

  • En las primeras semanas de vida, porque el pequeño necesita notar cerca la presencia de sus padres para sentirse seguro.
  • Si la madre le está dando el pecho, porque así no tiene que desplazarse y atiende antes al pequeño, lo que evita que éste se desvele y hace que los despertares nocturnos, tan agotadores, sean más llevaderos.
  • Si el pequeño está malito (se ha constipado, tiene reflujo...), para poder atenderle de inmediato si tiene problemas.

EN SU PROPIO DORMITORIO

Hay otras ocasiones en las que conviene colocar la cuna en el dormitorio del pequeño, en ése que sus padres han decorado con tanto cariño, pensando en él. Son éstas:

  • Cuando el pequeño deja de hacer tomas nocturnas (hay bebés que dejan de comer por la noche a los 3 meses y otros que los iguen haciendo después de los 6).
  • Cuando el cuarto del pequeño está tan cerca del de los padres que éstos pueden oírle con facilidad. Poner un interfono es otra buena idea, ya que permite escuchar al pequeño como si le tuviéramos al lado.
  • Si toma biberón. En este caso, los padres tendrán que levantarse para preparárselo y dárselo.
  • Si el pequeño tiene el sueño muy ligero, porque cualquier leve ruidito que hagan sus padres interrumpirá su descanso.

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook