Crecer feliz.es
Buscador
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus

La dieta influye en su descanso

La alimentación puede afectar al sueño del bebé de manera positiva o negativa.

CrecerFeliz.es
La dieta influye en su descanso

Establecer una rutina para que tu bebé se duerma y que la mantenga durante meses es una de las claves para no tener problemas a la hora de dormir. Pero la alimentación, igual que en los adultos, puede influir para bien o para mal en el sueño del bebé.

A continuación, detallamos los alimentos que son más apropiados para no alterar el sueño.

ALIMENTOS QUE INCITAN AL SUEÑO

• Leche templada (sobre todo la leche materna) y derivados lácteos. Son ricos en triptófano, una sustancia que hace que el cerebro segregue serotonina, que disminuye la actividad nerviosa.
• Frutas, verduras y hortalizas frescas (lechuga sobre todo) o poco cocinadas. Contienen ácido butírico, que calma y ayuda a conciliar el sueño.
• Huevos, pescado y cereales. Son abundantes en vitamina B, que fortalece el sistema nervioso y hace que el pequeño esté menos irritable.

ALIMENTOS QUE DIFICULTAN EL SUEÑO

• Las legumbres y otros alimentos muy proteínicos. Muchos de ellos producen gases y todos preparan para la actividad y acrecientan el estado de alerta.
• Las grasas, los fritos, los embutidos... Una digestión lenta y pesada favorece el insomnio, las pesadillas y el sueño intranquilo.
• El chocolate, el cacao soluble, las comidas precocinadas y las muy condimentadas, los refrescos de cola (algunos niños los toman)... Son excitantes.
• Los bollos, las tartas, los pasteles, la pasta... Son alimentos muy ricos en hidratos de carbono y azúcares, que proporcionan energía inmediata, lo que en absoluto favorece el descanso.

Comentarios

Condiciones de uso de este plug-in de Facebook

Publicidad