24 consejos para cuidar al recién nacido en casa

  • Valoración:
  • Actualmente 3/5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Sumario

Consejos sobre el aspecto, las reacciones y la higiene

Estáis encantados con el bebé, pero os asaltan mil dudas sobre sus cuidados. Es normal. Para resolverlas, nada mejor que contar con los sabios consejos de una experta en asesorar a los padres sobre estos temas.

Susana Pardo

Como cuidar al recién nacido en casa

No te pierdas

Nombres de niños

Tener un bebé es una experiencia maravillosa y muy positiva, pero la aparente fragilidad del pequeño suele provocar dudas, agobio e inseguridad a los padres, sensaciones que se acrecientan al salir de la clínica y llegar a casa con él.

Mi experiencia en el asesoramiento a madres y padres recientes –realizo esta función en la maternidad de un gran hospital, además de ser periodista– me ha permitido observar esta actitud temerosa, casi de bloqueo, incluso en madres y padres que no son primerizos.

Indudablemente, todo lo relacionado con la atención competente a los bebés está muy vinculado al sentido común y a la práctica, y todas esas cuestiones son en realidad sencillas de resolver. Aun así, en los primeros días en casa, saber cómo actuar ante ellas es lo que más ayuda a quitar leña al asunto y a que los papás disfruten plenamente de su pequeño.

1. ¿Por qué está tan amarillo?

Esta coloración se debe a un exceso de bilirrubina en la sangre (es una sustancia que se produce por la descomposición de los glóbulos rojos viejos), porque el hígado del bebé, aún inmaduro, no puede procesar bien esta sustancia. Generalmente, para solucionar este problema basta con exponer al niño a la luz solar, acercando su cuna a la ventana o sacándole de paseo. ¡Ojo, he dicho a la luz, no al sol directamente!

2. ¿Por qué tiene la piel seca?

La sequedad excesiva de la piel forma parte del proceso de adaptación del niño a un ambiente mucho más seco, totalmente distinto al medio acuoso en el que se ha desenvuelto durante la gestación. Para hidratársela hay que aplicarle una crema o un aceite corporal infantil varias veces al día. Añadir un chorro de cualquiera de estos productos al agua del baño también resulta muy eficaz.

3. ¿Por qué suele tener hipo?

Porque su diafragma (es el músculo que regula la cantidad de aire que entra en los pulmones) aún está inmaduro. Desde los tres o cuatro meses, el hipo deja de ser tan habitual. Hasta ese momento, para ayudarle a superar sus hipidos, podéis darle un poco de agua en el biberón, cambiarle de postura o recostarle sobre vuestro hombro y darle unos ligeros golpecitos en la espalda.

4. ¿Cómo le curo el cordón umbilical?

Tienes que mantenerlo limpio y seco.

  • Jamás quites ni abras la pinza que le pusieron en la clínica.
  • Límpiale esa zona cada vez le bañes, con delicadeza, y después asegúrate de que se queda bien seca (da unos toquecitos con una toalla que no suelte pelusas, sin frotar, y déjale la zona un rato al aire).
  • Puedes enrollar en el muñón una gasita seca, para saber si se moja cuando haga pis, y después ponle el pañal.
  • Cuando el cordón se le caiga (entre el séptimo y el décimo día), aplícale suero fisiológico en la zona durante un par de días.
  • Hasta que el muñón le cicatrice, obsérvaselo. Si tiene un color extraño o huele mal, lleva al niño a urgencias: puede tener una infección.

5. ¿Desde cuándo y cómo le baño?

Desde que vuelvas a casa con él, siempre y cuando luego le seques bien la zona del cordón umbilical.

  • Caldea la habitación donde vas a poner la bañerita infantil (22 ºC).
  • Coge lo que vas a utilizar y llena la bañera antes de meter al niño (agua a 37 ºC), para no quemarle.
  • Desnúdale y métele en el agua.
  • Sostenle la cabeza, la nuca y los hombros con un brazo, mientras le aseas con la mano del otro brazo.
  • Pásale la esponja de arriba hacia abajo, aclarándola en cada pasada para prevenir infecciones.
  • Después, pásasela por la cabeza, para evitar la costra láctea.
  • No alargues el baño más de tres minutos y en cuanto le saques del agua, envuélvelo en una toalla, que le tape también la cabeza. Sécale dándole toquecitos con una toalla suave.
  • Haz hincapié en los pliegues cutáneos, para prevenir hongos e irritaciones.
  • Antes de vestirle, aplícale una hidratante infantil con un suave masaje y la pomada para el culete.

6. ¿Por qué estornuda tanto?

No es un síntoma de que está resfriado, sino un acto reflejo típico de los neonatos, que les ayuda a despejar sus vías respiratorias.

Sumario

Comentarios

Te puede interesar...

facebooktwitteryoutube