Crecer feliz.es
Buscador
cerrar

Leche materna, ¿enfriar o congelar?

Los dos sistemas son oportunos para conservarla.

Crecerfeliz.es
Twitter
Facebook
GooglePlus
Imprimir
interior-conservar-leche

Montse Robles, asesora de lactancia y responsable de divulgación de Medela, aconseja qué hacer para seguir alimentando al bebé con leche materna cuando la madre vuelve al trabajo.
Lo primero es conseguir un kit de extracción que permita obtener la leche, en las mejores condiciones higiénicas posibles, guardarla herméticamente y conservarla refrigerada hasta que la nueva madre llegue a casa.
Durante todo el proceso la higiene es importantísima (lavar bien las manos con agua y jabón y el pecho solo con agua). Hay que procurar estar relajada, mantener una postura cómoda, beber agua y tomar un tentempié sano antes de la extracción y guardar bien la leche materna (con frío portátil).

Para conservarla

• Los recipientes ideales son las bolsas preesterilizadas o botes de plástico duro, sin bisfenol A, y con cierre hermético (específicos para leche materna). El vidrio también es apto, pero al tener que manipularlo en lugares diferentes a la tranquilidad del hogar, el riesgo de rotura es más alto.
• A temperatura ambiente (de 16 a 26 ºC) la leche materna se conserva de 4 a 6 h.
• En el frigorífico (4 ºC) la leche mantiene su integridad durante 4-5 días y en el congelador (desde -18 ºC) entre 3 y 6 meses (conviene etiquetar con fecha cada depósito de leche). Si existe la opción, mejor refrigerar que congelar.
• Descongelada a temperatura ambiente, debe consumirse en 4 horas máximo; si lo haces en el frigorífico, debes dársela al niño antes de 24 horas.

Publicidad

Ver más articulos