Adopción

  • Valoración:
  • Actualmente 3/5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

¿Podemos adoptar?

Os lo habéis planteado o ya lo tenéis decidido: queréis ser padres adoptivos. ¿Estáis seguros de que reunís las condiciones idóneas para adoptar a un menor? Os contamos en qué situaciones no aceptarán vuestra solicitud.

Silvia Cándano

adoptar

Sabemos que la duda ofende, pero no siempre todas las parejas son aptas en el momento que solicitan empezar con los trámites. Esto no significa que no os consideren capaces de ser unos padres maravillosos. Simplemente quiere decir que vuestras circunstancias actuales no son las ideales para adoptar.

Lógicamente, que en un primer momento os denieguen el Certificado de Idoneidad no impide que os lo concedan más adelante, después de haber valorado vuestras nuevas circunstancias.

SITUACIONES NO IDÓNEAS

Por ello, para no crear falsas expectativas y evitar esfuerzos innecesarios, los especialistas en adopciones internacionales han elaborado una lista con las situaciones consideradas no idóneas, que impiden el inicio del estudio psicosocial de las personas que quieren adoptar. Os las contamos:

1. Los solicitantes no residen en la Comunidad en la que pretenden llevar a cabo los trámites de la adopción.

2. La solicitud la realiza un tipo de familia distinto de los tres previstos por el Código Civil: matrimonio, pareja de hecho compuesta por hombre y mujer o persona individual.

3. El solicitante todavía no ha cumplido los 25 años. En caso de matrimonios y parejas, puede aceptarse que uno de los dos sea menor de esta edad.

4. El solicitante es mayor de 56 años (si son pareja, se considerará la media de edad entre ambos, siempre que ninguno supere los 60 años).

5. La pareja no puede acreditar una convivencia mínima de dos años.

6. El solicitante es una persona separada y aún no ha transcurrido un año tras la separación o el divorcio.

7. Encontrarse esperando un hijo o estar en tratamiento para tenerlo.

8. Existencia de enfermedades que dificultarían el cuidado del menor.

9. El solicitante de la adopción no coincide con la unidad familiar en la que se integrará el niño (es una pareja y sólo la solicita uno de los miembros, o la solicita una pareja que no convive de forma habitual).

10. Imposibilidad de demostrar medios de vida estables y suficientes.

Si no os encontráis en ninguna de estas situaciones, podéis seguir adelante sin problemas. Mucha paciencia y ¡ánimo! La espera merece la pena.

Comentarios

Te puede interesar...

facebooktwitteryoutube